Kitchen sick

I <3 mi cocina

Home is where your kitchen is

Home sick es un término en inglés para describir cuando a una persona le da nostalgia. Tengo dos semanas viviendo en Playa del Carmen y sí, extraño mi casa, que era más grande, cómoda y que mi novio diseñó y construyó cuidando hasta el último detalle él mismo, pero si hay algo que extraño y añoro es mi cocina. Ando kitchen sick. 😦

La cocina que tengo aquí en Playa es chiquita —si alguien quiere lavar los trastes no se puede pasar o abrir el refri—, la estufa es de gas (la de México es de inducción) y no alcanzo las alacenas. Como rentamos amueblado, la vajilla es bastante equis, los cuchillos no tienen filo, la licuadora es de plástico (la mía es de vidrio) y la verdad es que todavía no le agarro la onda ni el gusto. Pero bueno, no todo es malo, aquí tengo horno de gas, a diferencia de México que sólo tenía un horno de microondas y convección donde preparaba todo pero que no podía hornear grandes cantidades de galletas y mis moldes para hacer madeleines no cabían.

También me dí cuenta de que estoy muy mal acostumbrada a mis gadgets, como mi exprimidor de ajos, el descorazonador de manzanas, la batidora Kitchen Aid y mis bowls de todos tamaños, porque en lo que desmontamos la casa de allá, no vale la pena comprar duplicados para tener aquí, así que no me queda de otra más que adaptarme.

Y entonces me acordé de Verena, mi tía/exjefa/amiga que cocinaba delicioso. En Navidad siempre preparaba postres riquísimos, hacía galletas y fruit cake, pero un buen día se cambió de casa y se puso en huelga de no cocinar. Cuando le pregunté porqué nos privaba de sus ricos postres en las comidas familiares me contestó, “es que no me gusta mi cocina y si no me gusta mi cocina no se me antoja cocinar.” Y a mi me pasó igual, cuando era chiquita me encantaba cocinar, casi siempre preparaba postres y a mí mamá le daba un paro masivo cuando me veía entrar a la cocina para preparar algo (no porque lo hiciera mal, si no porque siempre la dejaba patas arriba).

Luego me fui a vivir sola y mi cocina era diminuta y tenía lo básico, no tenía ni espacio para cortar ni picar nada así que lo más “fancy” que preparaba era pasta y aprendí rápidamente que nunca conocería el hambre si en mi refri siempre tenía tortillas y queso Oaxaca. Ni de chiste usé el horno.

Cuando nos casamos Edgardo y yo decidimos no rentar (como compramos los muebles antes de casarnos, resultó que en ningún departamento cabían), además de que a los pocos que fuimos a ver les encontrábamos un “pero”: no tenían estacionamiento, el baño era un asco, la renta altísima. Entonces se tomó muy en serio eso de “si quieres algo bien hecho hazlo tú mismo” y él solito construyó nuestro depa, pensó en todo, los muebles, los materiales, el diseño, que todo fuera estético pero ante todo funcional y así es como diseñó la cocina, como el centro de la casa (nos encanta comer) y tomando en cuenta que fuera un lugar donde pudiéramos recibir gente. Edgardo y su asistente colaron las bases de la estufa y del fregadero que están hechas de concreto. La mesa está hecha de polines de madera que le encargamos al carpintero.  También queríamos una mesa de trabajo de cocina industrial de acero inoxidable, pero estaba carísimas. Al final, mandamos hacer una de madera con una cubierta de hoja de acero que funcionó perfecto para poner el horno, cafetera, licuadora, tostador, etc

Super cocina en proceso

Súper cocina en proceso

Al principio no entendía dónde iba a poner todas las cosas (ollas, vajilla, etc.) porque siempre había tenido las típicas cocinas con alacenas donde guardas mil cosas que luego ni usas o ni te acuerdas donde las pusiste. El concepto de nuestra cocina era tener todo a la mano y a la vista, eso es perfecto a la hora de cocinar. Y así, entendí lo que me dijo Verena porque empecé a cocinar, son pocas las veces que salimos a restaurantes porque de verdad, cuando tienes todo a la mano, es mucho más fácil y hasta disfrutas el proceso. Nos encanta invitar gente a desayunar, comer o cenar y para nosotros es un placer cocinarles.

Entre los highlights de las cosas que más me gustan de mi cocina son:

  • Nuestro gusto es minimalista, nada de colores estridentes, casi todo es de acero inoxidable, madera o blanco.
  • La estufa es de inducción.
  • ¿Alguien usa su comedor? Conozco a poca gente que lo realmente lo utiliza así que nosotros decidimos unir la mesa con la estufa, tipo una mesa de tepanyaki. Esto es perfecto para las cenas, porque puedes convivir con tus invitados y hasta incluírlos porque siempre hay alguien que se ofrece a picar la cebolla.
  • No se ve en las fotos, pero debajo de la estufa/mesa hay dos cajones largos donde guardamos las ollas, sartenes y woks.
  • En cuanto al fregadero, me encanta la llave, que es como tipo restaurante, se puede quitar de la base para lavar mejor, nos salió un poco cara pero me encanta.
  • Todos los estantes de pared son de Ikea, perfectos para optimizar espacios, el escurridor elevado no te quita espacio en la tarja y puedes colgar varias cosas, también compramos una barra de imán para poner los cuchillos.
  • Y por último, mi pared de pizarrón junto al refrigerador: aquí escribimos lo que nos falta del súper, recetas o donde de me pongo a pintar cuando no tengo nada que hacer.

Aquí les dejo algunas fotos de mi cocina para que la conozcan.

jelou2u20091202_personales_9454

jelou2u20091202_personales_9457

Teníamos un bloque para poner los cuchillos, pero al final lo cambiamos por una tira de imán.

jelou2u20091202_personales_9481

La cocina integrada con toda la casa

Y veo estas fotos y lloro cada que tengo que cocinar aquí en Playa. Hoy me quemé tratando de voltear un pan en la estufa, el pimentero que compramos no sirve y secretamente estoy deseando que se rompan los platos para poder comprar unos más bonitos. Otro problema es que aquí no hay Zara Home, Crate and Barrel, H&M Home, Bed, Bath and Beyond ni nada que se le parezca, de hecho había un Casa Palacio en el centro comercial La Isla de Cancún y hace una semana que fuimos nos salieron con que van a quitar toda la sección de hogar para vender únicamente ropa. The horror. También pienso en mi cocina del DF y que en cuanto se venda la casa de allá, pues tendremos que desmontarla.

Tengo que trabajar en esto de los apegos.

Lo único que me motiva es pensar en que próximamente construiremos una casita con una cocina aún mejor que la que teníamos allá. Ah, y saber que hay un GRAN lugar de falafel a cuatro cuadras de la casa, para cuando no quiera meterme a cocinar.

5 comentarios en “Kitchen sick

  1. Realmente tu cocina en la ciudad de México me ha dado una envidiaaaa!! Y ni siquiera digo sana, porque yo no creo que exista 🙂 A mi tb me gusta mucho cocinar y entiendo super bien cuando explicas lo del “apego” a tus cosas. Es que me ocurre igual. Aquí en Bélgica yo estoy super acostumbrada a todos mis aparatos eléctricos y mecánicos que me hacen la vida un poquito más fácil, y por ejemplo en Lima -de donde soy originalmente- en la casa de mi madre, ya no puedo cocinar más porque desconozco todos los aparatos y temo arruinar un plato por no saber regular bien la estufa o el horno o qué se yo! Asi que allí no cocino y me dejo engreir por mamá, que siempre es bueno! Amé tu entrada, te sigo por Reader 😉

    • Muchas gracias! Más que el apego a las cosas materiales es el cariño y amor que le puso mi esposo al construirla y diseñarla, después a que todas las cosas las vas escogiendo con cuidado y cariño y, por último a las innumerables desayunos en familia que se alargaban hasta convertirse en comidas, las cenas divertidas y con amigos entrañables que tuvieron lugar ahí. Pero hay que adaptarse y crear nuevas memorias. ¿Cuánto tienes viviendo en Belgica? Me imagino que sí ha de ser muy diferente a Lima. ¡Saludos!

  2. Pingback: Hacer tu propio pan es… ¡pan comido! | jelou2u

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s