Let them eat cake… raw cake!

Pastel de nueces de la india y blueberries

María Antonieta me mataría si les dijera que la receta que están a punto de leer es life changing!

Yo que defiendo mi derecho a comer carbohidratos como si fuera los derechos del petróleo tengo que confesar que nunca me imaginé estar comiendo “esto”; un pastel tipo cheesecake pero hecho con nueces. ¿Cómo llegué a esto? En Instagram sigo a una chava que es del movimiento raw y además vegan no entiendo muy bien qué significa esto, sólo sé que ella siempre sube cosas que se ven deliciosas con los ingredientes de moda entre los naturistas como: kale, quinoa, espirulina o raw cacao.

Después de la tercera vez que subió una foto de este pastel dije, ¿qué tan malo puede ser? Y así me puse a buscar la receta en esta página My New Roots, que si le echan un ojo al site, tiene recetas que se ven MUY buenas, sobretodo si tomamos en cuenta que la mayoría de las personas creen que la comida sana es sinónimo de comida de enfermo, ósea, incolora, inodora e insípida. Así que le di una oportunidad y me puse a buscar todos los ingredientes, los más difíciles fueron los dátiles que conseguí en City Market y los más caros las nueces de la India y las almendras, de ahí en fuera, todo lo demás ya lo tenía en mi alacena.

Sí me sentí un poco hippie-come-flores-aliento-de-granola mientras lo preparaba y en el fondo esperaba que supiera horrible (y usar esto de pretexto para cubrirlo de crema batida o forrarlo con pasta hojaldrada), también pensé que sería difícil de preparar, pero no, se hace en cinco minutos.

Y pues nada… el veredicto final es que ¡sabe delicioso! Perfecto para saciar la necesidad por algo “dulce” o para los que no perdonan el postre y, mejor aún, no está lleno de calorías vacías que sólo se nos van a las caderas (“a minute on the lips, forever on the hips”), los ingredientes que lleva son supernutritivos, te dan energía y proteína, además de ser libre de gluten, azúcar y cualquier milagrito que le quieran colgar… ¿será este el santo grial de los postres sin culpa? Pruébenlo y ahí me cuentan…

Rebanada de pastel de nueces de la india y blueberries

¿A poco no se les antoja?

Aquí va el link de la receta que yo utilicé.

El nombre original de este postre es Raw Cashew Dreamcake, yo le pondré Pastel Crudo de Nueces y Blueberries.

En la receta original utiliza frambuesas, yo decidí utilizar blueberries  y básicamente le pueden poner la fruta que quieran o que esté en temporada, lo único es que, sin importar lo que pongan, no se salten el jugo de limón que es lo que le da ese toque ácido que tanto nos gusta del cheesecake normal.

Ingredientes:

Para la costra:

1/2 taza de almedras o nueces

1/2 taza de dátiles sin semilla

1/4 de sal de mar

Relleno:

1 y 1/2 taza de nueces de la India crudas, remojadas en agua al menos por 5 horas (las puedes dejar toda la noche)

2 limones, el jugo

Las semillas de una vaina de vainilla o 1 cucharadita de extracto de vainilla sin alcohol

1/3 de taza de aceite de coco derretido

1/3 de taza de miel de abeja orgánica (si eres vegano puedes utilizar néctar de agave)

1 taza de blueberries

Así se hace:

  1. Coloca las almendras, la sal y los dátiles en un procesador de comida. Pulveriza hasta que la consistencia sea de tu agrado (más o menos fina). Prueba que esté lista tomando un poco entre los dedos y presionando, si los ingredientes se quedan pegados, tu costra está perfecta.
  2. Saca la mezcla y cubre la base de un molde con base desmontable, si no lo tienes, cubre la base de un molde normal con plástico autoadherible. Asegúrate de apretar bien la costra, de que las orillas queden cubiertas y que sea una capa uniforme. Enjuaga bien el procesador de alimentos.
  3. En una sartén pequeña, calienta el aceite de coco y la miel a temperatura baja hasta que estén líquidos, mézclalos bien.
  4. En el procesador de comida (también se puede hacer en la licuadora si tiene suficiente potencia) coloca las nueces de la India (previamente escurridas), el jugo de limón, la vainilla, el aceite de coco con la miel y prende el procesador a la velocidad más alta hasta que te quede una pasta tersa y homogénea, esto puede tomar unos minutos, así que ten paciencia.
  5. Vacía alrededor de 2/3 de la mezcla sobre la costra, distribúyela bien con una espátula.
  6. Añade los blueberries al procesador con lo que queda de pasta de nuez y vuelve a moler a velocidad alta hasta que quede una pasta suave y los ingredientes se combinen. Vacía la mezcla sobre la primera capa de relleno y distribúyela con una espátula. Coloca el molde en el congelador hasta que esté firme.
  7. Para servir, remueve del congelador media hora antes de comerlo. Deja correr un poco de agua caliente sobre la hoja de un cuchillo afilado y corta en rebanadas. Sírvelo solo o con más fruta. Enjoy!

COLLAGE pastel de nueces de la india

Procesador (aditamento de mi licuadora) Oster. Molde con fondo desmontable The Bakery Shop. Platón Idea Interior. Plato Crate & Barrel.  Tenedor Zara Home.

5 comentarios en “Let them eat cake… raw cake!

  1. Se ve buenisimooooo!! Yo soy súper pro de las recetas Raw y Vegan! Son deliciosas y naturales!!! Cero saben mal y cuidan tu salud!!! Lo voy a intentar! Pero ahí va la pregunta del millón jajaja donde encontraste las nueces de la India crudas??? Las llevo buscando como 3 semanas!!! 😮
    Gracias!!!

    • Hola Abril! El pastel quedó buenísimo! Tan bueno que no sobró! Pero bueno, yo las nueces las compré en el mercado de Coyoacán. Se supone que dejarlas en remojo es parr que sean más fácil de digerir.

      • Hola!! Justamente estoy juntando los ingredientes para hacer un pastel de esta corriente “raw” jaja e igual no tenìa idea de en dònde podìa conseguir las nueces de la india! Si no es mucha molestia podrìas decirme si es en el mercado mercado de coyoacàn o en sus alrededores, o dònde?! D: Gracias al cielo que tienes esta informaciòn!!!!!!!!!!!!

      • Hola! Sorry por contestar tan tarde, pero bueno te platico mi experiencia. Yo compré las nueces en el mercado de Coyoacán y pensé que justo ésas eran las “raw” que son las que pide la receta. Ahora que vivo en Playa del Carmen y fui a una tienda naturista descubrí que estaba equivocada. Las nueces de la india raw son más blancas y no cafecitas como las que venden en todos lados. Así que las probaré en mi próximo pastel a ver qué tan diferente sabe. Por lo pronto de platico que el pastel de la foto lo hice con las nueces de la india normales y quedó muy rico.

  2. Yo PASO de los postres, de lo raw, vegan, hippie-come-flores-sin-sal-ni-azúcar o de las bondades de lo super healthy. Sólo es bueno lo que a mi me gusta, lo demás ya puede ser caviar que nanai.
    Y, sin embargo, me has conquistado!! Es una oda a los frutos secos!! Almendras, nueces… seguro que se puede hacer también con avellanas y pistachos. Ñaaaaaammmmm!!!!!
    Creo que podría sobrevivir con este postre una semana, ha haaa!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s