15 tips para comprar en las rebajas y no morir en el intento

shopping

“Tengo suficiente ropa y zapatos, no necesito ir de compras”, dijo ninguna mujer nunca.

Acéptalo, es la época que estabas esperando, todos los aparadores se llenan de letreros enormes con frases que ninguna mujer puede resistir: “OFERTAS” “REBAJAS” “HASTA 50% DE DESCUENTO”. Las rebajas han llegado.

Pero cuidado, si eres novata en esto puedes cometer muchos errores que en lugar de ahorrarte dinero, te harán salir de la tienda llena de bolsas sí, pero seguro gastarás de más y llenarás tu clóset con ropa que está destinada al olvido. Así que antes de que te avientes a un frenesí de compras, checa estos tips.

Antes de las rebajas:

1. Empieza por tu clóset. Dale un vistazo a tu clóset y checa qué tienes, qué te hace falta o qué necesitas. Haz una lista con estos huecos de tu guardarropa y trata de apegarte a ella.

2. ¿Cuánto puedo gastar? Esto es importantísimo, fíjate un presupuesto (realista por favor), así podrás tomar mejores decisiones y evitar las compras por impulso.

3. Haz la prueba. Uno o dos días antes de las ofertas, visita las tiendas para ver qué te te gustaría comprar y pruébate todo. Sí, es de flojera, pero recuerda que los primeros días de rebajas las colas para el probador son mortales y tú llevarás ventaja.

Durante las rebajas:

4. ¡A madrugar! Trata de llegar temprano para evitar las multitudes. Si no puedes ir cuando abran la tienda, puede que a la hora de la comida haya menos gente.

5. Vístete para la ocasión. Creéme las botas de cierre o los overoles no son la mejor opción. Llévate leggings, un suéter ligero, un tank abajo y flats, así será más fácil que te pruebes cosas en el momento, especialmente los zapatos. ¡Me lo vas a agradecer!

6. Trabajo en equipo. Lo mejor es ir con una amiga porque mientras una se forma para pagar, la otra puede ir a checar cosas o a los probadores. OJO: No les recomiendo que lleven al novio/marido/pretendiente  porque lo más probable es que se harte de esperarte o, —horror de horrores— ¡se salga de la fila porque se cansó de estar parado! Si tu novio es igual de fashionista que tú y no sólo aguanta estar parado, también te opina y hasta te dice cómo combinar la ropa, ¡felicidades! ¿dónde encontraste esa joyita?

7. Si no te queda, ¡bye! Olvídate de comprar algo de una talla más pequeña porque según tú vas a adelgazar (muy en el fondo sabes que no lo vas a hacer), o de que los zapatos caaaaaaaaasi no te aprietan. La regla es despiadada: ¿No te queda perfecto? ¡No lo compres! NOTA: Esto no aplica para arreglos que pueden hacer que la prenda te quede mejor, por ejemplo dobladillos o largos de mangas porque eres chaparrita y siempre le tienes que hacer ese arreglo.

8. No innoves. Si eres de las que ni muerta se pone una minifalda, no te compres veinticinco sólo porque están en oferta. Si no eres de las que usan cosas muy pegadas, tampoco compres vestidos ajustados porque están “regalados”. Si es algo que nunca vas a utilizar y no es tu estilo, mejor guarda tu dinero, la verdad es que esa prenda se quedará colgada en tu clóset con las etiquetas puestas.

9. Toma en cuenta la temporada. Aunque todo te parezca una ganga, piensa que con el cambio de estación y la época de lluvias, si compras shorts y vestidos ligeros no tendrás mucha oportunidad de sacarles provecho.

10. Aprovéchalas al máximo. Las ofertas son una gran opción para comprar básicos como jeans, playeras blancas, sacos, vestidos negros clásicos, zapatos también clásicos, evita las cosas en colores o estampados muy en tendencia porque pasarán de moda rápidamente.

11. Sólo lo mejor. Recuerda que es mejor la calidad que la cantidad. Hace mayor sentido comprarte una buena bolsa negra de piel con descuento, que comprarte cuatro diferentes que van a pasar de moda rápidamente o que son de baja calidad.

12. ¿Oferta? Checa el precio original y el del descuento. Si sólo le bajan 20 ó 30 pesos, no vale la pena y mejor espérate a las segundas rebajas. O, de plano mejor invierte tu dinero en algo que tenga mejor descuento.

Después de las rebajas:

13. Ticket, ticket. Guarda en un lugar todos los tickets de tus compras por si necesitas hacer cualquier cambio o devolución.

14. Desfile de modas. Saca tus compras y checa con qué combinan de tu clóset y arma tus outfits. Recuerda que las ofertas son geniales para los complementos como cinturones, bolsos, mascadas, collares, lentes oscuros, etc.

15. Cuida tus compras. Entre mejor cuides tu ropa, mayor tiempo te durará, así que checa las etiquetas de lavado y síguelas al pie de la letra.

 Happy shopping!

Un comentario en “15 tips para comprar en las rebajas y no morir en el intento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s